Rafaela nos cuenta su experiencia…

Tuvimos la bendición de tener con nosotros a Rafaela Fiallos, una maravillosa jóven hondureña sirviendo en el área de Comunicaciones y Ministerial con nosotros durante seis meses. Nos sentimos honrados de que estuvo con nosotros y oramos para que Dios continúe usándola para Sus propósitos. Ella nos comparte desde su corazón todo acerca de su experiencia en el ministerio y lo que significó para ella ser parte de Casa Esperanza:

“Hola! Mi nombre es Rafaela Fiallos. Soy de Honduras, voluntaria apoyando en el área de Comunicaciones y colaborando en ser un apoyo espiritual, moral y emocional para las chicas de Casa Esperanza. Hoy quiero compartirles como ha sido mi experiencia en Casa Esperanza: En una sola frase diría: Aprendizaje para la vida

Todo ser humano debería tener la oportunidad de ser voluntario (a) por un tiempo determinado, aportar  a causas nobles y ser parte de una visión grande como lo es Visión para niños.

Este tipo de experiencia te cambia la vida y la forma de ver al ser humano. Casa Esperanza ha sido una experiencia enriquecedora desde aprender a trabajar en equipo, desarrollar mayor creatividad y convivir con personas de distintas culturas y distintas formas de hacer vida,  y poder  disfrutar de todo lo que traen estas nuevas experiencias cada día es realmente transformador.

Personalmente, he crecido mucho como ser humano y en mi relación con Cristo. Creo  firmemente que las necesidades del ser humano son muy importantes de cubrir al momento de llevar el mensaje de Jesús. Somos salvos por gracia por medio de la fe, pero la fe sin obras está muerta. Y Vision para niños es un ministerio que refleja en acción-el amor de Jesús.

Casa Esperanza está transformando vidas tanto de  jóvenes vulneradas en riesgo social y dándoles un futuro como también, todo el que llega a ser parte de este maravilloso proyecto a servir, logra a entender el verdadero significado de la visión en las misiones en su transformación integral completa del individuo.”

Agradecemos a Dios por la vida de Rafaela y estamos emocionados de ver todas las cosas increíbles y poderosas que Dios hará a través de ella mientras continúa sirviéndole de todo corazón.

foto de internship hoh

El impacto de Zona Kids

Estamos tremendamente bendecidos de tener a Ivette Layseca a cargo del ministerio de niños. Ella fue una de nuestras chicas que estudió para ser maestra y ahora está teniendo un gran impacto en la vida de los niños de La Pintana. Ella nos cuenta sobre Zona Kids y lo significativo que ha sido para su vida.

1. Cuéntanos sobre ti y cómo llegaste a Casa Esperanza.
Vine en 2012 y tuve la oportunidad de estudiar y me gradué de la universidad como maestra. Recibí apoyo, amor y animo de Casa Esperanza. He sido bendecida al poder  servir y ser parte de Vision para niños.

2. ¿Qué significa estar a cargo de la zona de niños y de qué se trata este ministerio?
La zona para niños es un servicio para niños en el que hay un tiempo de adoración, se comparte la Palabra de Dios y habla sobre valores cristocentricos.
Es una gran bendición y un desafío. Me encanta poder servir en esta área del ministerio y ver cómo los niños pueden aprender sobre Jesús y ver vidas transformadas. Es maravilloso ver a través del proceso cómo los niños aprenden a confiar en Dios y sus familias transformadas a través del ejemplo del niño.

3. ¿Cuál ha sido el impacto que la zona de niños ha tenido en su vida?
La zona de niños ha tenido un gran impacto en mi vida. Me ha ayudado a crecer y me ha motivado a buscar al Señor de todo corazón, porque es una responsabilidad. Además, me ha permitido aprender y poner en práctica mis habilidades de enseñanza.

4. ¿Cuáles son algunos de los desafíos que has tenido al dirigir este ministerio?
Uno de los desafíos son mejorar el servicio brindado a los niños como, por ejemplo, renovar las canciones analizándolas, coordinación con las iglesias y ser capaces de coordinar de manera eficiente con chicas de Casa Esperanza para que puedan involucrarse de manera integral en el ministerio.

5. ¿Cómo ves Zona de niños en el futuro dentro de 3 años?
Veo el ministerio avanzando y cada día se vuelve más profesional pero no pierde su esencia de hoy. Además, veo que las chicas de Casa Esperanza se involucran con pasión y mayor compromiso.

kidszone

¡Liliana está de vuelta con nosotros en Casa Esperanza!

 

Liliana está de vuelta con nosotros en Casa Esperanza!

¡Estamos muy emocionados de tener de nuevo a Liliana Alarcon en Casa Esperanza! Ella trae tanta alegría y energía a la casa. Ha sido una bendición ver su crecimiento espiritual. Ella está haciendo su pasantía como maestra preescolar asistente. Ora por ella y por su vida mientras termina su práctica en estos cuatro meses. Ella comparte con nosotros sobre su experiencia en Casa Esperanza y cómo ha cambiado su vida.

¿Cómo sabías sobre Casa Esperanza?
Llegué a Hogar, La Granja, un orfanato para niños y más tarde, a través de Daniel, hice la transición a Casa Esperanza. Daniel y su familia han sido un gran apoyo para mí para continuar mis estudios.

¿Qué significa Casa Esperanza para ti?
Significa una gran ayuda y apoyo porque me ha permitido terminar mis estudios de universidad. Casa Esperanza me ha dado esperanza y un futuro.

¿Cómo ha afectado Casa Esperanza a tu vida espiritual?
Ha sido una gran oportunidad de crecimiento espiritual porque tengo la oportunidad de darles amor a los niños los miércoles. Además, ser parte de los talleres educativos me ha ayudado a crecer en mi caminar con Jesús.

Cuéntanos sobre tu pasantía y tus planes futuros.
En mi pasantía como maestra asistente de preescolar, recibo la bendición de enseñar a los niños sobre la importancia de ser buenos administradores de su entorno y naturaleza. Además, les enseño a cuidar de sus jardines y plantas.

En términos del futuro, me gustaría volver a Canadá donde están mis hijos y reunirme con mi familia. Me gustaría alquilar un apartamento, y en el sótano comenzar mi guardería donde puedo implementar todas las herramientas que me dieron a través de la pasantía.

20180329_131737.jpg

¡Comunidad Esperanza ha comenzado!

Nos complace anunciar que Comunidad Esperanza comenzó en este año 2018 y estamos contentos de ver a niños y niñas bendecidos en La Pintana, Chile.

Este es un momento muy alegre y poderoso donde estas hermosas jóvenes de Casa Esperanza, niño(a)s y toda la gente de La Pintana llegan a experimentar el amor de Jesús a través de la música, el mensaje y un tiempo de armonia. Es un tiempo  muy valioso e importante para los niños porque pueden compartir sus vidas en un ambiente seguro y centrado en Cristo. Promueve un tiempo para desarrollar amistades saludables y aprender unos de otros.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a dos estudiantes que también asistieron a clases de inglés los miércoles y nos contaron sobre su experiencia en Comunidad Esperanza. Compartieron con nosotros que este tiempo es valioso y lo esperaban con expectativa. Aquí ella renueva su fuerzas, sabe que la recibirán con los brazos abiertos y crecerán en Jesús.

20180321_190226-01.jpeg

 

Experiencia intercultural de Elijah en Casa Esperanza

highschoolElijah Dahunsi es uno de los estudiantes de Ford Bend Christian Academy. Él comparte acerca de cómo Dios lo llamó a Chile a servir en Casa Esperanza y después de esta experiencia, quiere regresar y servir nuevamente. Elijah nos comparte su experiencia:

¿Cuéntanos cómo te enteraste de Casa Esperanza?

Sabía de Casa Esperanza a través de Kelly en Ford Bend Christian Academy.

¿Cómo ha sido su experiencia intercultural en Casa Esperanza?
Ha sido una gran bendición. He disfrutado tanto la vitalidad, la comida y los modos de vida de la cultura chilena. Ha sido una alegría la interacción con diferentes chilenos y que están orientados a la comunidad.
¿Qué significa para ti servir en Casa Esperanza?
Es un llamado que Dios ha puesto en mi corazón. Sé que es una gran responsabilidad y privilegio, también es revelador.
¿Cuál ha sido tu mayor destaque en este viaje?
La Escuela Bíblica de Vacaciones ha sido la experiencia de mayor impacto. La oportunidad de conocer a niños pequeños en orfanatos, interactuar con ellos y jugar con ellos ha marcado la diferencia.

 

Hablando con Kelly Galatoire

 Platicando con Kelly Galatoire-
Secretaria de Directores de Vision for Children, Estados Unidos

Kelley Galatoire es la Secretaria de Directores de Vision for Children, E.U. Ella tiene cuatro hermosos hijos. Ella ha estado involucrada en el ministerio desde 2011. Ella ha venido a servir en Casa Esperanza con los estudiantes de Ford Bend Christian Academy y tenemos la bendición de tenerlos. Tuvimos el honor de entrevistarla y escuchar su ferviente pasión por el ministerio y profundas reflexiones.

A continuación Kelly nos comparte su experiencia en el ministerio:
 1.Cuéntanos un poco sobre ti y cómo Dios te llamó al ministerio en Chile?
Mi familia se mudó aquí en 2011. Mi esposo vino aquí por trabajo, pero sabíamos que Dios tenía un propósito mayor que su trabajo que nos traía a Chile. Y en la segunda semana de venir aquí, estábamos conectados con una familia misionera que había estado aquí por 25 años. Eran amigos de Tom Orme, el fundador del ministerio.
Estaba orando a Dios sobre mi propósito de estar aquí, y Dios me lo reveló al saber acerca de Casa Esperanza. Empecé como voluntario y apoyo del ministerio en relaciones públicas, recaudación de fondos y conectando a los ex patriarcas con el ministerio a través del programa denominado Días de Voluntariado Familiar, que unifica familias cada mes y marca la diferencia en la comunidad de La Pintana.

¿Cómo ha sido tu experiencia de ser parte de este ministerio?

He sido testigo de más milagros en estos dos años y medio que estuve en el ministerio con mis pies en la tierra que en toda mi vida. Eso mantuvo mi pasión a través de este ministerio, y es por eso que todavía estoy involucrada hoy. Es una de esas cosas cuando ves a Dios haciendo cosas y moviéndose, es como un fuego, y estás increíblemente abrumado por el Espíritu Santo. Es mi oración replicar este ministerio en otras partes del mundo.

¿Qué significa para ti servir en Casa Esperanza?

Es como el bautismo, te mueres a ti mismo, te pones al final y sirves de todo corazón.

¿Cuáles han sido tus puntos destacados a través de tus viajes?
Es como una historia de Cenicienta. Esta niña vino del orfanato y ella era rebelde, pero luego cambió y ahora está casada, vive en los Estados Unidos y está sirviendo al Señor. Lo segundo sería ver la transformación de la fe de los estudiantes y sacarlos de su zona de confort. Es tan hermoso ser testigo. La tercera cosa sería presenciar la conexión especial entre los estudiantes y los niños huérfanos. Dios te coloca y te conecta. Algunos de los niños ni siquiera podían conectarse, pero no importaba. Dios nos da formas de comunicarnos sin palabras.

kelly family